ACTÚE AHORA

¡Proteja su derecho a participar y a la tranparencia!


Durante casi medio siglo, la Ley Nacional de Política Ambiental (NEPA) ha sido una poderosa herramienta legal para que comunidades y su entorno se protejan de proyectos federales e industriales apresurados o mal planificados. La ley ambiental más antigua del país asegura que toda comunidad tendrá voz cuando intereses particulares busquen, por ejemplo, construir un incinerador de residuos tóxicos en su vecindario, o un gasoducto industrial al lado de la escuela de su hijo. No obstante, con el pasar del tiempo, los grandes intereses corporativos junto con sus aliados en el Congreso han intentado ofucar esta protección una y otra vez.

Recuerde que sus representantes de distrito, ciudad o región solo pueden ser responsables ante usted, no ante ninguna industria o empresa contaminante. ¡Exíjales que defiendan a NEPA ahora!

En los últimos seis años, 180 leyes han tratado de debilitar las protecciones de NEPA. Incluso algunos líderes en el 115vo Congreso han hecho público su interés por atacar esta ley. Con el nombramiento del presidente Trump y su gabinete anti-regulatorio, los ataques están destinados a tener impactos devastadores.

NEPA está tan enraizada a nuestras vidas que a menudo la tomamos por hecho. No obstante, su importancia es tan importante para nuestro proceso democrático que extra-oficialmente se le considera la “Carta Magna Ambiental”. Las industrias contaminantes que, junto con sus aliados en el Congreso, buscan socavar estas protecciones básicas para el medio ambiente, saben que no pueden hacerlo de frente, patrocinando una legislación que elimine a NEPA. Muchas veces han intentado esa estrategia y en todas han fallado. Por ello ahora imponen excepciones de NEPA en algunos proyectos o industrias, reducen los períodos de tiempo para comentarios públicos, e incluso buscan imponer plazos arbitrarios para el proceso de NEPA sin importar cuán complejo sea el proyecto. Algunos legisladores adjuntan estos ataques a decretos importantes, como decretos de leyes de financiamiento de infraestructura. Si logran su cometido, la toma de decisiones informada y la capacidad ciudadana para defenderse del gobierno y el abuso corporativo sufrirán graves consecuencias.

Esta “muerte por mil cortes” lleva años en disputa. Algunos abogados y grupos corporativos dicen que NEPA es “malo para los negocios”, pero omiten que NEPA reduce la controversia pública, construye consensos con funcionarios locales y asegura que los proyectos se realicen correctamente desde el inicio, a menudo ahorrando tiempo y dinero. Además, datos gubernamentales muestran que la economía de Estados Unidos lleva décadas en expansión al mismo tiempo que las normas ambientales han protegido la salud pública, la tierra y la vida silvestre que nuestro país necesita para prosperar y florecer. Es hora de reconocer los hechos y dejar de vilificar a NEPA.

Dígale a sus representantes en el Congreso que su derecho a ser escuchado no se negocia y exhórtelos a que protejan a NEPA, ¡la voz de todos!

Su mensaje personalizado se agregará junto con la siguiente carta:

AVISOS IMPORTANTES

Al tomar acción, recibirás correos electrónicos de Earthjustice. Más información sobre nuestra Política de Privacidad.

TU MENSAJE

Por favor proteja la Ley de Política Ambiental Nacional (NEPA)

Estimada congresista,



Le urjo a que proteja la Ley de Política Ambiental Nacional (NEPA) de cualquier ataque legislativo que sufra o pueda sufrir. Esta ley es muy importante para todos, pues asegura que nuestras comunidades tengan oportunidad de diálogo en las principales decisiones federales que afecten a nuestra comunidad, salud y seguridad. A menudo NEPA es la única forma en que podemos expresar nuestras preocupaciones sobre las posibles consecuencias que proyectos federales tendrán en las comunidades y mostrar cómo la misma comunidad puede mejorar dichos proyectos. Gracias a NEPA nuestras comunidades son más seguras y saludables.

Cualquier ataque contra NEPA es un ataque a nuestras comunidades seguras y saludables. Usted, congresista, tiene la oportunidad de protegernos de estas precipitadas decisiones que ponen en riesgo nuestras comunidades. Asegúrese de que también podemos tener voz. ¡Protección inmediata a NEPA!

Atentamente,
[Tu nombre]
[Ciudad, Estado]

*Required fields